Una "mano amiga" para alcanzar los sueños

Creado: 29 octubre 2020

Dos historias de crecimiento personal y metas cumplidas, de la mano de una solución pensada para brindar oportunidades a quienes no las han tenido.

La madurez suele venir acompañada de un “baño de realidad”, donde los horizontes que cada persona tiene para su vida se aterrizan y se empieza a trazar el camino a alcanzar los sueños.

La madurez suele venir acompañada de un “baño de realidad”, donde los horizontes que cada persona tiene para su vida se aterrizan y se empieza a trazar el camino a alcanzar los sueños. Un trayecto que no está exento de barreras de todo tipo, pero donde pueden encontrarse aliados dispuestos a impulsar el crecimiento de quienes más lo necesitan, como es el caso del Banco Caja Social, una empresa de Fundación Grupo Social.

Los jóvenes, especialmente, son aquellos que más suelen sentirse más excluidos cuando se trata de buscar ‘manos amigas´ que les faciliten cumplir sus metas de educación, vivienda o emprendimiento. A pesar de que el crédito puede ser el vehículo que los impulse a ir tras sus sueños, normalmente esta población se ve imposibilitada para acceder a uno.

Lo anterior resume la situación que vivieron las bumanguesas Karol Natalia Blanco y María Fernanda Jaimes, dos jóvenes que sintieron que sus anhelos eran truncados por falta de vida crediticia, lo que les impedía acceder a financiamiento.

En busca de una ´mano amiga´

Karol requería que le brindaran una alternativa flexible y a la medida de sus ingresos para terminar sus estudios de Enfermería. María Fernanda por su parte, estaba en la búsqueda de un producto que le facilitara la compra de un computador que le permitiera iniciar su vida crediticia. 

La buena noticia es que ambas jóvenes recurrieron a una solución ideada por el Banco Caja Social, que permite la adecuada administración del dinero, construye historial crediticio y, al mismo tiempo, mejora la salud financiera a través del ahorro.

Ahorro, el primer peldaño de los sueños

Según explicaron las jóvenes, aunque recurrir a mecanismos informales (como cadenas, pirámides, ‘gota a gota’, etc.) no era una opción, la mayor ventaja que encontraron en esta nueva solución denominada ´Mi Ahorro, Mi Crédito´, fue la posibilidad de ahorrar poco a poco para construir su futuro de manera responsable, sin tener que seguirse endeudando y durante el tiempo en el que atienden la obligación, ir construyendo un capital que queda luego a su disposición.

“Lo que más me motivó a adquirir ´Mi ahorro, Mi crédito´ fue la facilidad que nos daba el Banco para acceder a un crédito por medio del ahorro mensual, lo que me hizo adoptar un buen hábito con mis finanzas y entender lo fácil que es alcanzar metas a corto plazo”, recalcó María Fernanda.

Por su parte, Karol explicó que sus razones para darle el sí a esta solución estaban en la posibilidad de acceder a su primer crédito siendo tan joven. “Recomendaría este producto a los jóvenes en general, a mi familia, a mis amigos o a mis compañeros de la universidad”. 

El Banco Caja Social continúa trabajando para que cada vez más colombianos cuenten con las herramientas necesarias para hacer realidad sus proyectos, de una forma planificada, segura y que propenda de forma genuina por su progreso.

 

Otros testimonios de nuestras empresas

Creado: 13 mayo 2019

Un amigo es ese ingrediente que hace la vida maravillosa

Banco Caja Social

Creado: 13 mayo 2019

Todo es posible con esfuerzo y el apoyo de un amigo verdadero

Banco Caja Social

Creado: 13 mayo 2019

Generando oportunidades de progreso

Banco Caja Social

Creado: 18 septiembre 2020

Un café por los verdaderos amigos

Este es ‘El Barista’, una tienda de café especializada que beneficia con empleo a 20 familias en Pereira y que en los momentos más difíciles ...